Trastornos de la conducta alimentaria (TCAs)

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria constituyen un grupo de trastornos mentales caracterizados por una conducta alterada frente a la ingesta de alimento o comportamientos relacionados con la alimentación o el control del peso. Esta alteración lleva como consecuencia diferentes problemas físicos o del funcionamiento psicosocial de la persona.

Aunque la Anorexia Nerviosa de tipo restrictivo y la Bulimia Nerviosa del tipo purgativo sean las más conocidas, hay otros TCAs y otras alteraciones (sin etiqueta) relacionadas con la ingesta de alimentos o comportamientos frente al peso.

En el caso del tratamiento de este tipo de pacientes es clave el trabajo de un buen equipo multidisciplinar especializado en el tema ya que las recomendaciones o la forma de trabajar es muy diferente a lo que realizamos con otra tipología de pacientes.

¿Por qué es importante el papel de un dietista nutricionista en el tratamiento de estas alteraciones de la conducta alimentaria?

Aunque la base del tratamiento de una persona con un trastorno de la conducta alimentaria sea un psicólogo y/o psiquiatra, el tratamiento óptimo debería incluir un equipo multidisciplinar en el que haya también un nutricionista. No solo un equipo completo, sino un equipo en el que haya comunicación para mejorar la calidad del tratamiento propuesto. Es decir, un equipo interdisciplinar.

El dietista nutricionista se encargará de la educación o reeducación nutricional, desmentir mitos, dar herramientas para evitar déficits nutricionales y restringir ciertos alimentos y normalizar un patrón de alimentación adecuado para esa persona. A veces tendremos que ayudarles a “desaprender” ciertos hábitos y proponer el consumo de alimentos “normales” en nuestra sociedad.

Será complicado, pero tendremos que ir trabajando poco a poco y con calma en esos nuevos hábitos y mitos para poder dejar paso a la recuperación.

El tratamiento debe ser personalizado y no podremos aplicar las mismas “normas” o “recomendaciones” que le daríamos a un paciente con otros objetivos como podrían ser deportivos o un paciente “sano” que busca adoptar hábitos saludables por ejemplo.

En el caso de personas que sufren de un TCA tendremos que individualizar según el tipo de trastorno que tenemos delante, así como de la gravedad y del estado en que se encuentra. También obviamente tendremos en cuenta el historial que nos aporte el paciente, la información que nos haya podido aportar el terapeuta y si esa persona presenta alguna otra patología o déficit que podamos ver en las analíticas o detectar a través del registro.

¿Es recomendable llevar a cabo una dieta contando calorías y restringiendo alimentos en el tratamiento nutricional de personas con trastornos de la conducta alimentaria?

Dada la complejidad de los TCA y los numerosos factores etiopatogénicos involucrados, su tratamiento requiere un abordaje interdisciplinar y multidisciplinar. En el contexto interdisciplinario del tratamiento, el papel del dietista nutricionista es de esencial, tanto para la normalización ponderal como para el aprendizaje o reaprendizaje de hábitos de alimentación adecuados.

En este tipo de pacientes no se recomienda el conteo de calorías ni la restricción de alimentos, independientemente del tipo de trastorno. Existen otras maneras y otras herramientas que podemos utilizar para ir trabajando en estos nuevos hábitos que no requerirán del conteo de calorías.

En el caso de personas ingresadas, el tratamiento será muy diferente a las personas que puedan acudir a la clínica. En consulta, evitaremos limitar alimentos o grupos de alimentos, a menos que le sienten mal a la persona o haya alguna otra patología detrás, buscando una alimentación más saludable y que normalice los hábitos de la sociedad en los que vivimos.

Por cierto, una persona que sufre de un TCA o de una mala relación con la alimentación no se trata simplemente de alguien que busca un cuerpo perfecto, que cuenta calorías y quiere estar delgada. Hay mucho más detrás y es mejor no etiquetar y escuchar para ofrecer el mejor tratamiento tanto desde la consulta de nutrición como de psicología.

¿Puede ayudar el método del plato?

Existen muchas herramientas que podemos utilizar en consulta para fomentar ciertos hábitos o evitar déficits de ciertos grupos de alimentos. Una herramienta que seguramente habréis oído hablar es la del método del plato de Harvard que consiste en un plato que combina una cantidad de hidratos de carbono en forma de farináceos (arroz, pasta, cus cus, patata, boniato, etc.), verduras crudas / cocinadas y de proteína.

Este método es una herramienta muy visible pero que puede dar lugar a confusiones.

La primera, si pensamos en el tamaño del plato. No es lo mismo un plato pequeño que un plato grande, ni tampoco si hablamos de una persona acostumbrada en hacer un primero o un segundo, o que así nos lo pide.

Las cantidades serían otro problema. Yo puedo dividir los grupos de alimentos en tres, pero luego que sean muy escasos, sobre todo en el caso de las proteínas y los farináceos.

Además, esta herramienta también se la podremos recomendar o no a la persona según su situación. No es lo mismo una persona que pueda estar en fase de recuperación, que igual puede adoptarla de forma más positiva que alguien que esté actualmente sufriendo la enfermedad.

Otro problema que puede ocasionar también es obsesión ante la posibilidad de que no se cuadren por completo las divisiones, que “nos pasemos” un poco o que haya una incorporación de alimentos inesperados en ese plato. Como por ejemplo … el aguacate o frutos secos! Alimentos con una composición de grasa algo mayor, saludables y necesarias, pero que no sepamos donde situarlas.

También tendremos que ir con cuidado con ciertas herramientas como el método del plato porque primero tendremos que ir trabajando en creencias o en alimentos que hayan sido eliminados por ciertos motivos.

En definitiva, tendremos que valorar el aportar la herramienta del plato según el paciente que tengamos delante y de su situación. Aunque pueda ser una herramienta visual y útil no siempre será la mejor opción.

¿Estabas buscando un especialista para ayudarte a mejorar tu relación con la comida?

Además del trabajo que realizo por mi cuenta, también paso consulta en la Clínica ART en Barcelona. Un centro especializado en el tratamiento de personas con este tipo de tendencias alimentarias. Si buscas ayuda de un psicólogo te recomiendo que cojas cita con ellos pinchando sobre el siguiente enlace.

Si lo que buscas es un nutricionista, puedes ponerte en contacto conmigo para que pueda acompañarte en esta etapa de tu vida.

Acerca de Joana

Joana Valls Sanz Dietista Nutricionista especializada en nutrición deportiva, salud hormonal femenina y TCAs

5 Comentarios

  1. Interesante . Aprendo algo con cada blog todos los días. Siempre es grato poder leer el contenido de otros bloggers. Desearía usar algo de tu blog en mi blog, naturalmente dejare un enlace , si me lo permites. Gracias por compartir.

    1. Muchas gracias y disculpa el retraso contestando

  2. Buenos días! .Me gustaría dar un enorme aprobado por amena información que tenemos aquí en este sitio . Voy a volver muy pronto a leeros con esta web.

  3. Me ha encantado vuestro articulo y me ha sabido a poco pero ya sabeis lo que dice el dicho «si lo bueno es breve es dos veces bueno». Me gustara volver a leeros de nuevo.
    Saludos

  4. He estado buscando un poco por posts de alta calidad o entradas en blogs sobre estos temas. Explorando en Google por fin encontré este sitio web. Con lectura de esta articulo, estoy convencido que he encontrado lo que estaba buscando o al menos tengo esa extraña sensacion, he descubierto exactamente lo que necesitaba. ¡Por supuesto voy hacer que no se olvide este sitio web y recomendarlo, os pienso visitar regularmente.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *